noticias casino
Previous guide:

Ruleta: ¿cuáles son las reglas de la ruleta en línea?

Next guide:

¿Cuáles son las reglas del blackjack en línea?

Gambling Metropolis
Introducción al Texas Hold’em

Introducción al Texas Hold’em

Es posible que el Texas Hold’em sea la versión más famosa del póker. Es una versión del «póker comunitario» y su glamurosa reputación lo ha convertido, probablemente,en la opción más demandada en los mejores casinos en línea. Este estilo de póker en línea, a menudo conocido simplemente como «Hold’em», es más complicado y emocionante que las versiones stud (o póker al descubierto), que son, para muchos, su primer contacto con el póker.

La mayoría de los sitios de póker en línea se construyen en torno a versiones del Texas Hold’em, así que, sin duda, merece la pena continuar leyendo para saber más sobre este clásico tan popular.

¿Cuáles son los principios básicos del Texas Hold’em?

El Hold’em consiste en conseguir la mejor mano posible con las cartas que se reparten, combinándolas con las cartas compartidas del centro de la mesa. Tus cartas se reparten boca abajo, lo que significa que tus oponentes no pueden verlas. Las cartas del centro de la mesa «pertenecen» a todos los jugadores, de ahí el término «cartas comunitarias».

El juego avanza alrededor de la mesa. Las cartas se reparten a cada jugador en el sentido de las agujas del reloj y las rondas de apuestas siguen el mismo camino, también en el sentido de las agujas del reloj. Las cartas se reparten por etapas y en total habrá cuatro repartos, cada uno de ellos seguido de una ronda de apuestas. Como podrás ver a continuación, las apuestas en una partida de Hold’em son complejas y la forma en que un jugador apuesta es tan importante como las cartas que tiene.

¿Cómo se juega al Texas Hold’em?

Una partida de Hold’em comienza con dos jugadores colocando ciegas. Las ciegas son pequeñas apuestas simbólicas que garantizan que habrá algún premio por el que jugar, incluso si los otros jugadores se retiran. Los jugadores se turnarán para colocar estas apuestas ciegas antes de cada partida.

El juego comienza repartiendo dos cartas iniciales a cada jugador. A esto lo sigue una ronda de apuestas.

Después de esta ronda inicial, se reparten tres cartas compartidas. Esto se conoce como el flop.

Al flop lo sigue otra ronda de apuestas y, después, se reparte otra carta al centro de la mesa. En la terminología del póker, esta carta se llama turn.

La última carta compartida, llamada river, se reparte después de otra ronda de apuestas, en la que los jugadores tienen que conseguir la mejor mano de cinco cartas con sus cartas iniciales y con las cartas comunitarias. Entonces, los jugadores deben decidir si se unirán a la ronda final de apuestas y, después, el juego termina de una de las dos siguientes maneras:

  • La primera manera de concluir la partida se conoce como showdown. Si hay suficientes jugadores (dos o más) dispuestos a apostar al final, pondrán sus cartas iniciales boca arriba para ver quién tiene la mejor mano y el ganador se llevará todas las fichas que se hayan apostado durante la partida.
  • De manera alternativa, si un jugador ha apostado con la confianza suficiente (por ejemplo, subiendo las apuestas repetidamente) para asustar al resto de jugadores y hacer que se retiren, dicho jugador ganará la mano y todas las fichas que se hayan apostado, por defecto. La mayoría de las partidas de Hold’em terminan así, uno de los jugadores se hace con la victoria sin tener que enseñar su mano. Para lograrlo, es posible que tengas que ir de farol, un término que explicaremos con más detalle dentro de un momento.

¿Qué tipos de apuestas hay en el Texas Hold’em?

Aparte de las ciegas, las apuestas en una partida de Hold’em giran en torno a la mesa y avanzan en el sentido de las agujas del reloj, como ya hemos mencionado anteriormente. Hay cuatro rondas de apuestas y, en función del estado de la partida, cuando llegue tu turno, podrás hacer unas apuestas u otras.

Si no hay apuestas no ciegas cuando te toque apostar, puedes pasar. Pasar implica continuar jugando sin hacer apuestas por el momento. Puedes optar por pasar si aún no estás muy seguro de tu mano y quieres ver lo que hacen los otros jugadores.

De manera alternativa, si tienes más confianza (o si quieres que tus compañeros piensen que la tienes) puedes apostar. Si alguien ya ha apostado, como mínimo, tendrás que igualar el ante (su apuesta) para continuar en la partida. Asimismo, si has apostado y alguien apuesta posteriormente, tendrás que igualarlo.

Si no estás muy seguro, podrías optar por no ir o retirarte. Si lo haces, no podrás apostar ni volver a participar en esta partida. Sin embargo, si no vas en rondas posteriores (después de haber realizado alguna apuesta), perderás todas las apuestas que hayas realizado hasta ese momento. No ir es básicamente una forma de asegurarte de que tus pérdidas no sean enormes si te ha tocado una mala mano.

Si decides apostar y el ante ya se ha establecido, tienes dos opciones:

  • ir, que significa que igualas la apuesta, o…
  • envidar la apuesta del otro jugador. Envidar significa igualar la apuesta anterior y subirla. Los otros jugadores tendrán que igualar tu envido si quieren continuar en la partida.
    • Los demás jugadores también pueden reenvidar. Si optan por esta opción, te tocará a ti igualar la apuesta. La mayoría de las salas de cartas tienen un límite en el número de envidos de una ronda de apuestas, pero, si en la partida solo quedan dos jugadores, los envidos pueden ser ilimitados.

Apostar y ganar en el Texas Hold’em no depende únicamente de las cartas que te toquen. Mostrar la confianza para aumentar las apuestas cuando juegas bajo presión y hacer que los demás jugadores piensen que tienes una mano fuerte e imbatible es una habilidad clave. Esto se conoce como ir de farol y ser capaz de hacerlo (y detectar cuando tus oponentes lo hacen) es lo que diferencia a los mejores jugadores de cualquier nuevo casino del resto.

Por último, si bien el farol suele emplearse para tratar de convencer a los otros jugadores de que tus cartas son mejores de lo que en realidad son, también puedes usarlo al revés: puedes tratar de convencer a los otros jugadores de que estás menos seguro de lo que realmente estás. Cuando vas de farol de esta manera, puedes persuadir a tus oponentes para que apuesten más porque esperan que pierdas y, así, podrás conseguir premios más jugosos si contabas con una buena mano desde el principio.

Consigue las mejores ofertas de bonos de casino

Si estás buscando un nuevo casino o un bono sin depósito, podemos echarte una mano para que no tengas que buscar las mejores ofertas por tu cuenta.

Echa un vistazo a las ofertas de bonos de casino que figuran más abajo o haz clic en el botón para ver la selección completa de ofertas.

Share the article

You may also like